El Roscón de Reyes

FABICON
El Roscón de Reyes

El Roscón de Reyes es un bollo dulce muy popular en España y se come tradicionalmente el 6 de enero, el día de los Reyes Magos. En su interior se colocan dos sorpresas, un haba y una figurita de cerámica. Si te toca el haba tendrás que comprar un nuevo roscón, en cambio si tienes la suerte de encontrar en tu trozo la figurita serás coronado Rey.

Este año no estaré en España con mi familia el día de Reyes, así que he decidido remangarme las mangas y preparar yo misma el roscón. Usaré la receta que he visto en la web roscondereyes.es.

¡A ver come me sale!

Ingredientes para la base:

  • 250 ml de leche
  • 650 gr de harina de repostería (harina de fuerza)
  • 1 sobre de levadura (25-30 gr)
  • 120 gr de azúcar y de mantequilla respectivamente
  • 2 huevos enteros
  • 10 gr de sal
  • Dos cucharadas y media de agua de azahar
  • Ralladura de limón y de naranja

Ingredientes para la cobertura:

  • Fruta escarchada o  trocitos de fruta dulce
  • Azúcar glas
  • Una naranja
  • Una yema de huevo
  • Almendras fileteadas

Preparación:

  1. Mezclar un poco de los 250 ml de leche con dos o tres cucharadas de harina de fuerza en un recipiente grande, añadir paulatinamente los 25 o 30 g de levadura y removerlo todo. Tapar y dejar fermentar por unos 15 o 20 minutos en un lugar cálido.
  2. Una vez la masa haya fermentado, añadir en al recipiente el resto de la harina y de los ingredientes de la base: el azúcar, la ralladura de limón y naranja, la sal, la leche, los 2 huevos, el agua de azahar y por último, la mantequilla. Remover todo hasta que quede una masa homogénea.
  3. Enharinar una superficie lisa y amasar la masa obtenida con las manos durante unos minutos. (Si es necesario, añadir un poquito más de harina en este proceso). Ahora hay que darle forma de bola y una vez que se encuentre bien amasada guardarla en un recipiente hermético durante un par de horas.
  4. Una vez que la masa haya estado reposando un tiempo, ha debido de inflarse un poco, es hora de sacarla de ahí y amasar nuevamente en una superficie con harina. En este punto es cuando se le da forma para que quede un bonito roscón de reyes tradicional. Se recomienda hacer el agujero del roscón con el dedo y que sea lo más grande posible ya que al hornearlo este disminuye su tamaño.
  5. Un truco para cuando lleguemos a esta parte de la receta del roscón de reyes, consiste en encender previamente el horno a 50 grados, apagarlo, y meter la masa cruda del roscón un par de horas más. De esta forma conseguiremos ese roscón de reyes esponjoso y ligero que tienes en mente.
  6. Finalmente, después de dejar reposar y calentar un poco esa masa, se puede adornar con la fruta escarchada y pintar (por así decirlo) la superficie con la yema de huevo y naranjas confitadas si son del gusto personal. También puedes añadir azúcar glas y dejarlo hacerse en el horno (que ya debe estar precalentado a 170 grados) durante unos 20-25 minutos. Una vez adquiera ese color dorado característico lo retiraremos con cuidado.

Se recomienda dejar reposar un poco el roscón antes de empezar la degustación, así como tomarlo con chocolate caliente ya que es un excelente acompañante, perfecto para mojar y que reconforta el cuerpo en los días mas fríos del invierno.

Fuente: https://roscondereyes.es/

¿Os apetece preparar este tradicional dulce?

¡Venga, manos a la obra!

Si lo hacéis comentadme cómo os ha salido, espero que esté para chuparse los dedos.

FABICON
imagen_autor

Julia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *