Un clásico de cualquier reunión nocturna entre amigos es contar historias de terror o sucesos paranormales que alguien ha presenciado, o un «amigo de un amigo» ha sufrido en sus propios huesos. ¿Alguna vez te han contado alguna leyenda urbana  sobre  un palacio, una parada de metro o un museo?

En este post te traigo tres breves leyendas urbanas sobre el palacio de Linares en la plaza de Cibeles en Madrid, La parada de metro de Rocafort en Barcelona y los fantasmas en el museo de Reina Sofía.

 

LEYENDA DE LOS MARQUESES DE LINARES

Los marqueses de Linares se casaron sin saber que eran hermanos. Posteriormente, tuvieron una hija llamada Raimunda, a la que mataron para ocultar su incesto.

Hoy en día se dice que llora por los pasillos del edificio y hay testigos que afirman que súbitamente se apagan o encienden las luces y se oyen canciones infantiles acompañadas de frases como Yo no tengo mamá o Mamá, mamá, ¿por qué no vienes a buscarme? Estas psicofonías (sonidos procedentes del más allás) fueron incluso grabadas.

https://www.youtube.com/watch?v=UheEYzmYr9A

 

 

LEYENDA DEL MUSEO REINA SOFIA

Voces y gritos en salas vacías, puertas que se abren y se cierran solas, alarmas que saltan sin que se encuentre la causa técnica de este fallo. Son algunos ejemplos de los hechos denunciados a lo largo de los años por funcionarios y vigilantes del Museo Reina Sofía. Unas circunstancias que han dado lugar a la formación de una siniestra leyenda alrededor de este centro, un espacio que se ha convertido en un clásico de las investigaciones paranormales en España.

Lo cierto es que en el siglo XVI los terrenos que ocupa el museo servían como albergue –y lugar para morir– de las personas sin recursos. Dos siglos después se abrió un hospital. En su subsuelo se enterraron los cuerpos de los enfermos y entre sus paredes, según cuenta la leyenda, quedaron atrapadas las almas perdidas de los fallecidos, que vagan para siempre por sus pasillos.
La sucesión de fenómenos inexplicables se intensificó posteriormente con el hallazgo en 1990 de las momias de tres monjas bajo la capilla del antiguo hospital. Las mismas que algunos vigilantes afirman haber visto recorrer el edificio.
Se dice también que se manifiesta el espíritu de Pablo Picasso, malhumorado desde que su Guernica dejó su ubicación original en el Casón del Buen Retiro para instalarse en el Reina Sofía.

 

LEYENDA DE LA PARADA DE METRO DE ROCAFORT

La parada de metro de Rocafort en Barcelona fue refugio durante la guerra civil contra los bombardeos. En los años sesenta fue una estación escogida por varios suicidas para poner fin a sus vidas. Se dice que las cámaras de seguridad registran fantasmas que inesperadamente aparecen en la estación en horario nocturno una vez cerrada.

 

¡Atención, son solo leyendas!

 

¿Te animas a contarme alguna leyenda de un lugar de tu ciudad o país? Anímate a escribirla en los comentarios, estaré encantada de leerla 😉

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *